Megalaya es una población de la India que significa "morada de las nubes“.
El nombre surge de una lluvia de ideas en la que la palabra raíz nos lleva a investigar temas que en alguna
medida tuvieran una relación estrecha con el yoga para niños.
En la búsqueda aparecen unos puentes naturales formados por las propias raíces de los árboles, que se
encuentran en Megalaya, éstos puentes se asemejan mucho a las raíces que echamos cuando somos niños
y que nos acompañan durante toda la vida.
Hablando del Yoga, enraizarse es crear una base firme y segura para construir una postura. Los árboles
de Megalaya con sus raíces firmes hacen que los niños puedan atravesarlas con más o menos dificultad,
con sufrimiento, con ayuda, con constancia, con días más felices que otros, o más tristes, con confianza,
con miedos, con seguridad, con nervios o con calma, porque al final ese es el camino de cada día, ese
es el recorrido en la vida, recorrido en el que he decidido estar para ayudar a que el trayecto sea más
placentero para todos estos pequeños.